lunes, febrero 09, 2009

CONTROL ECLESIAL DA CULTURA POPULAR NA IDADE MODERNA (2)


CONTROL ECLESIAL DA CULTURA POPULAR NA IDADE MODERNA (2),
Por Xabier Lago Mestre, Fala Ceibe do Bierzo.



Seguimos vendo as repercusióis do control da Igrexa Católica sobre a cultura popular das comunidades rurais na Idade Moderna (séculos XVI ao XVIII). Tomamos como referencia o acontecido na rexión do Bierzo e os territorios veciños de Galiza e León. Recordamos que os bispados de Lugo e Astorga tiñan áreas dependentes no Bierzo.


CONTROL DA ONOMÁSTICA DOS FREGRESES.
O control lingüístico foi moi importante para a Igrexa e exérceo de diferentes formas. Son moi escasos os casos de clérigos mentalizados respecto a esta problemática lingüística discriminatoria. Temos o exemplo de Frei Martín Sarmiento que afirma, en 1775, que “los galegos de hoy tienen su propio dialecto, diferente del castellano. Lo hablan todos, así señores como rústicos. Pero en cuanto a la comunicación por escrito, unos y otros, usan del castellano, o afectan en lo posible para escribir en ese idioma dominante (…)”.


Nas ordenanzas del Seminario de Lugo (de 1779) esixíase falar “en castellano, y así mismo en la Cátedra de Menores, pero en las de Medias y Mayores se buscaba que hablen en latín (…)”.
O sínodo ourensán de 1543-44 o prelado manda aos curas a imposición aos recén nacidos de “cuando baptizardes (…) ponedles nombres de sanctos e sanctas que están en el cielo, porque se les deis por abogados, e no Héctor ni Roldán, ni otros que habéis acostombrado a les poner (…)”.


CONTRA O USO DA MÚSICA, DA GAITA E DAS MUÑEIRAS.
No século XVIII prohíbese o uso da gaita por indecente, pola semellanza que tiña co órgano sexual masculino. Na mesma dinámica represora prohíbense as muñeiras, porque escenifican paso a paso o xogo sexual.


“No se permita se toque a gaita en la iglesia, atrio, procesión eclesiástica, ni se admitirá en data el gasto semejante en música (…)”, segundo advertía o visitador ao abade de Sata Marta de Moreiras en 1805.


Algúns curas de Santiago instan ás autoridades locais (en 1736) que se confisquen as gaitas e os pandeiros, “porque suelen hacer las romerías más por diversión que por devoción, llevando instrumentos músicos como punteros, gaitas, adujes, sonajas (…)”.


Pero a pesar das prohibicióis comentadas, no Bierzo séguese coa gaita, “en el coto de Balboa, unos cantos piadosos entonados al son de la gaita aunque prohibida por indecente al final del Antiguo Régimen, formaban parte de las celebraciones en honor del Santisimo Sacramento (…)”, para o ano 1824, comenta Olivier Soto Abella (Rvta. Bierzo, 2007).


A Real Cédula de 27 de febrero de 1777 determina para Galiza “que no se toleren bayles en las iglesias (…)”.


As Constitucióis Sinodiais da diócese de Astorga, de 1891, lemos que “en los entierros de adultos no debiera asistir música, pero si se ha introducido ya la costumbre difícil de quitar, que aquella sea grave y que excite sentimientos piadosos en los concurrentes (…)”.


CONTROL DOS BANQUETES DE CASAMENTOS E BAUTIZOS BERCIANOS.
Dende fines do século XV, cos Reis Católicos, temos documentación das prohibicióis que se fan contra a celebración en exceso dos casamentos bercianos. En 1514 determínase que queda “vedado en esta villa de Ponferrada e su provincia non aya ayuntamientos de gentes en las bodas e misas nuevas e bavtizos para evitar los males, daños e escándalos e inconvenientes que dellos se siguian, e que de la guarda de la dicha premática se cabsó mucha paz e sosiego en la dicha villa e su tierra (…)”.


Chegando esta problemática ata tal punto que se estableceu unha “Hordenança de las bodas”, polo reximento ponferradino (en setembro de 1537), “todos de un acuerdo y voluntad, conformándose con la premática que sobre este caso habla en lo que toca al reino de Galizia, por la vecindad questa villa e tierra tienen, de donde se recrecido e redundado en ella la dicha costumbre, hordenaro e mandaron (…)”. De novo vemos outro aspecto da vinculación do Bierzo e Galiza nos costumes populares.


CONTRA OS FESTEXOS EN ROMARÍAS E FEIRAS.
O visitador advirte ao clero local de Valboa, en 1772, “que sin precisos motivos o con indecencia concurran a romerías y ferias, y de los que asisten a las funciones dellas sin el debido ornamiento y dezente vestido contra los que procederemos con rigor (…)”.


CONTRA OS CURANDEIROS.
O bispo de Astorga, Joseph Francisco Bermúdez, en 1735, manda “que el cura o su vicario cele sobre todo genero de supersticiones, ensalmos y curas con palabras supersticiosas (…)” (Pereda de Ancares, 1735).


CONTRA OS EXORCISTAS E CONXURADORES.
En visita a fregresía de Valboa, en 1716, concrétase que “ningún clérigo mercenario sin lizenzia expresa de su Yllma. Exsorzize ni conjure a ninguna persona se dijere está echizada o endemoniada ni les agan ni echen escriptos (…)”.


Na fregresía de Vilafeile, “pero si hubiere necesidad de bendicir los campos, casas, conjurar tempestades, langosta, o otros animales nocivos lo arán como se previene en el Ritual Romano de que usaran (…)” (1716).


O Bierzo, xaneiro de 2009.
www.obierzoceibe.blogspot.com
http://www.blogoteca.com/obierzoxa
http://www.ciberirmandade.org/falaceive

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home