martes, marzo 31, 2009

LA RELEVANCIA INSTITUCIONAL DE EL BIERZO.


LA RELEVANCIA INSTITUCIONAL DE EL BIERZO,
Xabier Lago Mestre, de Fala Ceibe do Bierzo.



El Estatuto de Autonomía de Castilla y León indica que una Ley “regulará la comarca de El Bierzo, teniendo en cuenta sus singularidades y su trayectoria institucional” (artículo 46.3). Es de interés reflexionar sobre esa comentada trayectoria institucional. Somos conscientes de este debate institucional de tipo histórico es muy polémico. Los críticos de este reconocimiento institucional de El Bierzo lo considerarán irrelevante o devalúan su importancia. Esto acontece cuando se persiste en que El Bierzo pertenecía a los reinos de León, Castilla o Galicia. Nadie niega nuestra dependencia territorial de esas superestructuras institucionales o políticas en diversos períodos históricos. Por otra parte, se insiste en que El Bierzo no presentaba una unidad jurisdiccional ante la existencia de diversas jurisdicciones, realengas (Ponferrada, Ancares…) y señoriales, eclesiásticas (monasterios, obispados…) o laicas (Vilafranca, Bembibre, etc). Además la singularidad institucional de El Bierzo se relativiza cuando otros territorios también fueron condados, merindades mayores, partidos, provincias y demás. Sin embargo todos coincidimos en que la máxima autonomía berciana se consiguió con la proclamación de la provincia de Villafranca, durante el Trienio Liberal del siglo XIX, aunque, por supuesto, minusvaloran de nuevo su importancia por su corta existencia.


El poder político e institucional reconoce los territorios vecinos, los controla e individualiza, mediante la delimitación y la denominación oficial. En el caso de El Bierzo esta operación fue más fácil porque estaba aislado del resto mediante sierras montañosas. En un diploma del año 929 leemos que “sive in provincia Gallecie, sive in Bergido, sive in terra de foris (…)”, muestra de la individualidad berciana respecto a sus vecinos. La singularidad territorial también se aprecia en otro documento, datado en el 973, del monasterio gallego de Samos, “in provincia Bergido Villela cum omni adiunctione sua, et Andinas, ripa fluvii Sile media (…)”, provincia antecedente de la posterior denominación que se mantuvo a lo largo del Antiguo Régimen.


A fines del siglo XV os Reis Católicos conceden a la villa de Ponferrada el corregimiento, el cual aparece vinculado a la llamada Provincia de El Bierzo. Cierta historiografía critica esta provincia porque no tuvo un órgano específico de gobierno. Resulta un error valorar las instituciones pasadas sin perspectiva histórica, únicamente desde la óptica actual. Los corregidores ponferradinos fueron los máximos representantes de la justicia real en la Provincia de El Bierzo. Por supuesto que no tenían poder pleno para intervenir libremente en todos los asuntos conflictivos. En la mayoría de los casos los corregidores necesitaban ser comisionados para ello por el Consejo Real. De esta forma estos oficiales realizaron múltiples funciones según sus variadas competencias en un ámbito territorial amplio. Los corregidores intervenían en el Ayuntamiento de Ponferrada, en su jurisdicción o tierra, en su gobernación o territorios realengos, en la Provincia de El Bierzo, o fuera de ésta, casos de Laceana o en Astorga (despojos de los obispos).


En la Provincia de El Bierzo del Antiguo Régimen podemos decir que los corregidores tenían jurisdicciones parciales. Debían respetar las jurisdicciones señoriales vistas y también la de otros tribunales, caso del Adelantamiento leonés que se ejercía sobre los señoríos bercianos que así lo requerían. Este complejo jurisdiccional provocó en varias ocasiones las demandas del Ayuntamiento de Ponferrada para que se centralizase la jurisdicción civil y penal en el corregidor de esta villa, pero contaron con la oposición de los monasterios bercianos que deseaban mantener su jurisdicción señorial. Incluso se pidió la jurisdicción del Adelantamiento leonés para el oficial real. Como dato curioso traemos a colación que el citado Adelantamiento tenía audiencia itinerante en Villafranca, cierto período anual, aunque su sede estaba en la ciudad de León.


Conviene destacar que la Provincia de El Bierzo, durante los siglos XV, XVI, XVII y XVIII, tuvo una amplia permanencia temporal. Esto consolidó su tradición institucional. Provincia que al estar vinculada a los corregidores de Ponferrada, oficiales defensores de la justicia real, alternativa a la justicia señorial, prestigiaron socialmente su existencia. Además, la población berciana se vio más vinculada por su pertenencia a la Provincia de El Bierzo a nivel gubernativo, militar, fiscal y judicial. La consiguiente delimitación territorial e institucional reforzó los lazos identidarios de la sociedad berciana.


Así pues no parece aventurado decir que el prestigio provincial en El Bierzo viene de lejos, no únicamente de la creación de la institución homónima de Villafranca del Bierzo en el siglo XIX. De ahí que la supresión de esta última, y la inclusión de El Bierzo en la provincia leonesa en 1833, no fuese suficiente para desmovilizar a los bercianos a favor de su recuperación. Es un hecho destacado y singular de El Bierzo la capacidad de movilización social y política por el restablecimiento de su institución provincial durante los siglos XIX y XX. Por supuesto los períodos históricos adversos a la modificación del mapa provincial del Estado español han impedido los resultados que se pretendían. Pero El Bierzo ha sabido adaptarse al contexto político y jurídico, así ha tenido que conformarse primero con la Mancomunidad de la Comarca de Ponferrada, durante el franquismo, y con la democracia, la Comarca de El Bierzo. Pero el proceso reivindicativo continúa porque cualquier institución que se nos conceda, provincia, comarca o región, nunca podrá cerrarse a las aspiraciones autonomistas de El Bierzo.


O Bierzo, abril de 2009.
www.obierzoceibe.blogspot.com

http://www.blogoteca.com/obierzoxa
http://www.ciberirmandade.org/falaceive
http://www.falaceibe.tk

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Deja la coca-cola y dimite de tu puesto en falaceibe. Y de paso, deja tranquilos a los del PB porque con vosotros no les votaremos, mentalizate que el gallego en El Bierzo no tiene ningún futuro!!!!

2:39 a. m.  
Blogger cornatelo said...

seguirás viendo como el partido del bierzo defiende también el gallego. Anímate, y admite que el gallego es una lengua más de nuestra región. Te conviene para evitarte pasar malos ratos viendo el gallego como medra en O Bierzo. Saludos bercianeiros. Te espero el 22 de abril, 30 aniversario del Pb.

4:13 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Esi anónimu yia un faltosu, el galleú tien pasáu presente ya pur supuostu futuru nel territoriu bercián. Pesie a que nun tea d´alcordias cun vusoutros so´l venceyamientu territorial a Galiza, nun pueu aceutare qe naide s´astreva a atacar una llingua que yia mueitu más Berciana que eisa na qe s´espresa l´outru anónimu.
Un saludín dende bierzu oriental.

5:18 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home