viernes, noviembre 07, 2008

EL CORREGIMIENTO PONFERRADINO DE JUAN DE TORRES


EL CORREGIMIENTO PONFERRADINO DE JUAN DE TORRES,
Por Xabier Lago Mestre, Pte. de Fala Ceibe do Bierzo.



La Fundación Pedro Álvarez Osorio, creada por el Ayuntamiento de Ponferrada, ha editado 18 libros sobre personajes históricos relacionados con esta ciudad. Esta serie de Las Vidas del Centenario comprenden al conde de Lemos, Pedro Álvarez Osorio, Beatriz de Castro, el corregidor Juan de Torres, políticos como Nemesio Fernández, Pascual Fernández-Baeza, Julio Lazúrtegui, literatos, Enrique Gil y Carrasco, Mateo Garza, o el guerrillero Manuel Girón, entre otros.


Nosotros hemos elegido 5 personajes para comentar sus respectivos libros. Comenzamos esta primera entrega por el referido al corregidor ponferradino Juan de Torres. El texto ha sido elaborado por Justo Magaz Fernández, que muchos conocemos a través de su actividad al frente del Casa de la Cultura de Ponferrada. El citado corregidor es calificado como el primer corregidor de Ponferrada, ya que tomó posesión del cargo tras la compra de la villa por los Reyes Católicos, tras la derrota del conde de Lemos, Rodrigo Enríquez Osorio. Todo esto tuvo lugar a fines del siglo XV. Recordamos que el levantamiento del citado conde se produjo tras el conflicto nobiliario por el reparto del condado de Lemos. Algo que hay que indicar en este problema sucesorio es que la Corona, primero los Reyes Católicos y luego Carlos V, tomó partido por la rama familiar aliada con la Casa de Benavente, en contra de los intereses de la parte del citado Rodrigo. Pero esta cuestión se aleja de los intereses de esta breve recensión.


Tras adquirir Ponferrada por parte de los Reyes Católicos, lo lógico era colocar a sus oficiales, primero un alcalde mayor y luego al citado corregidor. Conviene decir que Juan de Torres tenía la función de controlar el concejo de Ponferrada, pero que sus actividades no se ciñeron a la jurisdicción de esta villa sobre sus pueblos. El corregidor era de Ponferrada pero también de El Bierzo. Según Justo Magaz, “en la provisión real expedida para su nombramiento, la villa y tierra de Ponferrada por una parte, y El Bierzo por otra, un territorio en aquella época de límites poco precisos, que le llevaba a asumir comisiones tanto en las tierras de Astorga, como en las de Valdeorras o en la Galicia del Cebrero (sic) (…)” (pág.24).


Los Reyes Católicos trataban de organizar su administración real en El Bierzo, una región claramente delimitada por cadenas montañosas. La región estaba dominada por el poder señorial, laico (condes de Lemos, marqueses de Vilafranca, etc) y eclesiástico (Obispado de Astorga, Bispado de Lugo, Catedral de Santiago de Compostela, monasterios de Carracedo, S. Pedro de Montes, Sto. Andrés de Espiñareda, entre otros más). La Corona, con el nuevo corregimiento ponferradino, trataba de controlar mejor la región, a través del activismo judicial, policial, militar y fiscal. La imposición fiscal debe ser más estudiada en un futuro para clarificar la importancia que tuvo en la nueva ordenación territorial de El Bierzo. La fiscalidad aplicada a nuestra región trajo la consolidación del partido de Ponferrada, también llamado Provincia de El Bierzo durante toda la Edad Moderna, siglos XV al XVIII.


Seguimos incidindo en la importancia que nuestro corregidor ponferradino tuvo en la Provincia de El Bierzo. Así, durante el examen de la gestión pasada del cargo de corregidor -la llamada Residencia por la terminología de la época-, un tal Hernando de Mendaña, vecino de Molinaseca, presenta un Memorial de Agravios contra Juan de Torres. Pues bien, en el documento que los Reyes dirigen al licenciado Francisco de Molina, juez de residencia en la villa de Ponferrada (1991), podemos leer “que diz que Juan de Torres, nuestro corregidor de la provincia del Bierzo, diz que avia fecho en el tiempo que ha tenido el corregiemiento de la dicha provincia (…)”. El propio Justo Magaz se refiere a ciertas actuaciones que el corregidor realiza fuera de la jurisdicción de Ponferrada, así a favor del clérigo de Sta. María de Valdueza, contra Mendaña de Yebra, señor de Bárcena, contra Aldonza Rodríguez, señora de Cubillos, contra los meiriños de Valdeorras y O Bolo, por apresar éstos a un vecino de S. Lorenzo, contra el corregidor del marqués de Vilafranca, Juan Madera, porque había actuado contra un vecino de Carracedo que entregara las fortalezas de Aguiar y Lusío. El corregidor ponferradino intervino a favor del judío Simuel Dávila al cual se le debían mercancías fiadas a vecinos de Valdeorras. En fin, numerosas actuaciones realizadas en la llamada Provincia de El Bierzo y en territorios limítrofes, algo normal pues nuestro corregidor era el oficial real más cercano.


Justo Magaz analiza pormenorizadamente los datos que poseemos de Juan de Torres, sus intervenciones en los conflictos por Onamio, cuya tributación se disputaban el concejo de Ponferrada y el marquesado de Vilafranca, o con la familia Los Yebra de Molinaseca, la nueva rebelión del conde de Lemos en 1507, la alcaidía del castillo de Ponferrada, al frente de la cual realizó obras importantes, destacando “que en su proceder siempre había actuado como un servidor fiel de la Corona” (pág. 52).


0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home