domingo, abril 10, 2011

ANIVERSARIO DE LA BANDERA BERCIANA CRUCEIRA.


NUEVO ANIVERSARIO DE LA BANDERA DE EL BIERZO,

por Xabier Lago Mestre, del colectivo Fala Ceibe do Bierzo.


El Pleno del Consejo Comarcal aprobó el reconocimiento de la bandera oficial de El Bierzo el 14 de abril de 2000. A pesar de las reticencias iniciales sobre su diseño, el tiempo ha demostrado que fue un acierto concretar esta simbología identitaria.

En un principio sorprendió la presencia del aspa por su semejanza con la tachadura de la anterior bandera blanquiazul. Pero en la historia hay numerosos testimonios de esta peculiar forma simbólica. Los escudos de las familias Sanabria o Ledesma, según sus cartas ejecutorias, tenían un sotuer o cruz de S. Andrés. Las banderas de las ciudades de Vigo, A Coruña, Vitoria y Tenerife poseen también aspas. Por su parte, los estandartes de Escocia, La Florida, Alabama, Jamaica, Tanganica y Burundi presentan estructuras aspadas y triangulares. Tampoco la mezcla de dos banderas, la blanquiazul y el pendón de lanzas tradicional, que presenta nuestra enseña oficial resulta una novedad simbólica en este sentido.

La llamada popularmente, cruceira o cruzada, se ha divulgado fácilmente entre los bercianos y las bercianas. Todos hemos sentido orgullo colectivo al ver nuestra enseña en las gradas del Toralín, ondeando a favor de la Deportiva Ponferradina, o por esos campos de futbol peninsulares. Partidos regionalistas y colectivos de todo tipo ya la utilizan en su imagen corporativa y publicidad. Cada día más se difunde en internet (perfiles de personas, de grupos, buscadores…).

Antes de fijar la oficialidad de la bandera de El Bierzo, mediante el acuerdo político comentado, ya había demanda colectiva por fijar este símbolo identitario, como lo demuestra el uso generalizado de la enseña blanquiazul triangulada. Además, por pura lógica institucional la Provincia de Villafranca de El Bierzo, del Trienio Liberal, seguro que también hubiera establecido la bandera oficial de nuestro territorio. Por desgracia, la corta duración de esa institución berciana, ante el acoso de los opositores realistas y del ejército francés de los Cien Mil Hijos de S. Luís, impidió la fijación histórica de esta simbología territorial.

Por todo ello, resulta incomprensible que la Junta de Castilla y León y las Cortes de Valladolid no hayan tenido el acierto político de reconocer, en la reciente reforma de la Ley de la Comarca de El Bierzo, un artículo con la mención expresa a nuestra bandera y escudo. La falta de este reconocimiento legal parece más una estrategia política planificada, de carácter minusvalorador, que un simple olvido legislativo.

La presencia de la bandera berciana tiene un fuerte componente simbólico e identitario para los bercianos. Es un error pensar que las banderas sirven para separarnos de los demás. Las identidades complementarias son una realidad ciudadana en el siglo XXI. Se podría ser berciano, leonés, gallego, castellano, español o europeo según personas y sentimientos. Consideramos importante destacar el reforzamiento de las lealtades territoriales en tiempos en que se propaga tanto individualismo. Las personas vivimos en sociedad, integrándonos en grupos familiares, vecinales, profesionales y territoriales. Nuestra bandera sirve para unir a personas en un destino común y solidario.

Por último, el uso de la bandera berciana promociona nuestro Bierzo en España, el mundo y el ciberespacio. Esta estrategia colectiva favorece nuestro prestigio territorial, desarrollo y progreso colectivo en este competitivo planeta.

O Bierzo, abril de 2011.







Links to this post:

Crear un enlace

<< Home