lunes, mayo 15, 2017

LOS PODEROSOS MARQUESES DE VILLAFRANCA DE EL BIERZO.


LOS PODEROSOS MARQUESES.
por Xabier Lago Mestre,
Colectivo cultural Fala Ceibe do Bierzo.

Villafranca del Bierzo  impresiona por su monumentalidad. Conviene no olvidar que el castillo, la Colegiata o la Anunciada fueron financiados por los marqueses de Villafranca. Gracias al llamado régimen señorial los marqueses consiguieron explotar a sus vasallos mediante diversos impuestos (territoriales, jurisdiccionales…). Además, los marqueses consiguieron mercedes de los reyes, caso del virreinato de Nápoles, que supusieron nuevos ingresos.

La creación del marquesado no fue fácil por su rivalidad con los condes de Lemos. Éstos en varias ocasiones mostraron su deseo de recuperar los territorios bercianos. Así aconteció con la ocupación de Ponferrada (1507) y la reclamación de Cacabelos (1559). Los marqueses reprimieron a sus vasallos, aliados del conde de Lemos, “confiscó los bienes de algunos y condenó a muerte a los más destacados (…)” (C.J. Hernando Sánchez, 1994).


ESCUDO DEL MARQUESADO DE VILLAFRANCA.

La presión fiscal en el marquesado fue intensa. Alfonso Franco Silva nos indica que “el comportamiento de los administradores hacia estas pobres gentes fue verdaderamente mezquino, pues a quien no entregaba el tocino le embargaban todo lo que le encontraban en sus chozas, fuese o no de valor (…)”. Las gabelas señoriales aportaban ingresos regulares a los marqueses y forzaban el control social de sus vasallos.

Por todo ello, la conflictividad social fue intrínseca a la existencia del régimen señorial. La dinámica de resistencia de los vasallos afectó todos los niveles (ocultaciones, foros colectivos, exenciones hidalgas, pleitos, etc). Incluso hubo un administrador del marquesado que robó escrituras y rentas con el cual hubo que litigar (1545).


SÁTIRA CONTRA EL MARQUÉS, VIRREY DE NÁPOLES.

También los concejos bercianos tuvieron que pleitear ante la presión señorial. Fueron los casos de Villafranca, por trabajos en castillo (1539), por abusos jurisdiccionales (1566) o alcabalas de mercaderes (1754). Otro tanto aconteció en Cacabelos que litigó contra los marqueses (concordia con arzobispo en 1544 y por alcabalas en 1561).  La prohibición de cazar en sus montes supuso otra disputa por parte de los concejos de La Cabrera y el cobro de la luctosa provocó las protestas de la merindad de Aguiar (1554).

El segundo marqués, Pedro de Toledo, obtuvo el cargo de  virrey de Nápoles por Carlos V. Durante su gobierno italiano tuvo que soportar varias rebeliones de los napolitanos (1533, 1536, 1547 y 1552). El llamado “virrey de hierro” no dudó a la hora de reprimir con bombardeos los barrios populares, disparos indiscriminados desde las galeras, saqueos de barrios, quema de caseríos para “obligarlos a habitar dentro de las ciudades amuralladas” (C.J. Hernando Sánchez). Este servicio a favor la política imperial supuso al marqués abundantes ingresos económicos de Italia.


DIBUJO DEL MARQUÉS DE VILLAFRANCA.

La Corona mostró su favor a los marqueses con numerosas concesiones sobre la provincia berciana. La compra de la alcaidía del castillo de Ponferrada (1558) y de sus alcabalas posibilitó un mejor control económico. El rey también cedió poder político al marqués en su regimiento, durante la revuelta comunera, “pueda tener dos criados  vezinos  de la villa de Ponferrada (…) para poder obtener y usar ofizios de dicha villa”. Ejemplos claros de la alianza estratégica entre Corona y la alta  nobleza.  

O Bierzo, maio de 2017.


http://sites.google.com/site/obierzoxa http://www.facebook.com/xabierlagomestre www.twitter.com/obierzoxa http://www.blogoteca.com/obierzoxa http://obierzoceibe.wordpress.com http://www.ciberirmandade.org/falaceive www.ponferrada.org www.partidodelbierzo.es

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home