viernes, junio 16, 2017

LOS CONFLICTOS CONCEJILES ANTISEÑORIALES DE EL BIERZO.


CONFLICTOS CONCEJILES ANTISEÑORIALES,
por Javier Lago Mestre, 
Colectivo cultural Fala Ceibe do Bierzo

Durante la Edad Moderna existió en la región de El Bierzo el régimen señorial. Dentro de los señoríos existían diversas localidades gobernadas por los concejos de vecinos. Las relaciones ente los señores y los concejos fueron en muchas ocasiones conflictivas por razón de la injusta  dependencia.

La creación del corregidor de Ponferrada y de la provincia de El Bierzo (1486) facilitó el recurso a la justicia real por parte de los concejos en sus disputas con los señores. Así aconteció con los vasallos del monasterio de Espinareda. Los “vecinos e procuradores de los concejos de los lugares” se quejan de los abusos del merino y el abad (1504). Los agravios se concretan en la opresiva imposición señorial (yantar, serventía…). 


PROCESIÓN EN LA VILLA DE PONFERRADA (SIGLOXVIII)

Mayor fue la revuelta en la abadía de Carracedo (1512). Se “avian juntado los vecinos e concejos de la dicha abadia e los atraxiera a que fisiesen juramyento e que lo fisyeran façer en forma que serian todos avian contra el dicho monesterio”. 

La pequeña nobleza también abusa de sus vasallos. El concejo de Cabañas del Portiel pleiteó durante años en defensa de sus intereses frente a su señor. Por un interrogatorio a los testigos sabemos de las consecuencias de los abusos (1747), “vendiendo lo que tienen los vecinos y obligándoles a desamparar sus casas y verse fugitivos por los montes, dejando abandonada la labranza de los campos y a sus familias perdidas”.


CASA DO CONCELLO DE PARADASECA

Significativa también es la protesta del concejo de Cueto sobre los abusos de su señor. “Como también ha cobrado y cobra de cada uno de ellos un derecho o abuso que se le da el nombre de Ron que se reduce a darle tres días de labor cada año para poder cavar y vendimiar sus viñas” (1724). De ahí que se buscase la debida justicia ante la Chancillería de Valladolid. 

El amplio marquesado de Villafranca se formó en base a la presión señorial. Sabemos que se prohibió a los vecinos de La Cabrera cazar en los montes (1527). Por eso los concejos afectados recurrieron a la justicia real, la cual dictó sentencia que permitió cazar a sus vecinos (1554). Otros conflictos antiseñoriales promovieron Cacabelos (1561) y Villafranca (1566) contra el marqués. 


El señorío de Bembibre presionó a los territorios cercanos. Esta villa pleiteó con los concejos del llamado “cuarto de Folgoso” (1544) porque las localidades no hacían sus escrituras ante los escribanos del conde de Alba y acudían a los oficiales reales. El señor de Bembibre también forzó la extensión de la justicia señorial a los concejos vecinos. Fueron los casos de Losada y Cobrana en 1514 o Castropodame en 1496.   

Las más importantes villas de la provincia de El Bierzo participaron de la dinámica señorial con sus aldeas. Así Ponferrada les exigió compartir la financiación de edificios públicos (cercas, cárcel, puentes…), control de precios (ferias, carnes…), imposición fiscal (donativos, repartimientos…), gestión de comunales (devesa del Fabero…), servicios militares, etc. Variadas intervenciones administrativas que provocaron conflictividad con los pueblos.

O Bierzo, xuño de 2017.
www.obierzoceibe.blogspot.com


http://sites.google.com/site/obierzoxa http://www.facebook.com/xabierlagomestre www.twitter.com/obierzoxa http://www.blogoteca.com/obierzoxa http://obierzoceibe.wordpress.com http://www.ciberirmandade.org/falaceive www.ponferrada.org www.partidodelbierzo.es

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home