martes, junio 06, 2017

LITERATURA SOBRE LAS PEDANÍAS DE EL BIERZO.


LITERATURA PEDÁNEA DE EL BIERZO.
por Javier Lago Mestre.

En El Bierzo existe una administración local conocida como pedanías que deriva de los antiguos concejos. La historia pedánea ha dado lugar a una literatura popular, concretada en diversos dichos y refranes. Estas expresiones de la tradición oral pueden ser propias o compartidas con otras regiones vecinas.
Comenzamos con las diversas visiones del ejercicio de cargos públicos. El alcalde pedáneo no lo tiene fácil, “alcalde de aldea, quen o queira que o sexa”. Hay graves acusaciones de política represiva en “de alcalde a verdugo, xa ves case subo”. De ahí que algunos dirigentes acaben penalizados, “xuíz de aldea, un ano de mando e outro na cadea”. El altruismo provoca “oficio de concejo, honra sin provecho”.


Nuestros concejos representan la unión de sus vecinos. “Campelo polo seu concello” y “para buen concejo, los de Tedejo”. Los pequeños concejos bercianos saben de su fuerza, “a xunta veciñal é forza comunal” o “junta vecinal fuerza sin igual”. 

En los concejos se trabaja por alcanzar la justicia propia del bien común. “A quien se viste de lo ajeno, lo desnudan en concejo”. Labor comunal que no siempre es de fácil gestión solidaria, “cuando fueres a concejo, acuerda lo tuyo y deja lo ajeno”. Incluso hay desconfianza ante las intervenciones de los foráneos, “abogado en el concejo, hace de lo blanco negro” y “van os cregos ao concello, levan o cuco no capelo”. Las uniones familiares también crean disensos ocasionales, “dous irmans nun concello fan torto do concello”.


La gestión interna de los concejos se refleja en la literatura. No resulta fácil poner orden en un concejo con tantos vecinos. “Junta de dos, junta de Dios, junta de cuatro, junta del diablo”. Además, bien se sabe de las diferencias internas que se generan en  concejo abierto. “Pobre si vas a concejo, no digas palabra en balde, el rico te contradice y chitón dice el alcalde”.

Por otra parte, las decisiones tomadas por los concejos no son fáciles de ejecutar. ”Concello de serán todo é ar” o “bando de aldea dura un día”. Otras veces se aprecian los beneficios de estas reuniones, “se vas a concello, atoparás bo consello”. Y unos concejos lo hacen mejor que otros, por eso “presume Tedejo, del mejor concejo”.  


Los bienes del concejo son resaltados con orgullo. “Las campanas y el pendón, del pueblo son”. Los distintos pendones representan a cada pueblo en las celebraciones públicas, “cada pueblo con su pendón”. Los toques de campanas pueden ser singulares, “a tal concello, tal campá”. Los pueblos sin iglesia utilizaban otros recursos, como los cuernos, “a concello mao, campán de pao”. Los vecinos bien reconocían sus llamamientos, “chaman a concello, vamos os de Arnadelo”. El arca de concejo está presente “en arca aberta, a xustiza peca“. Los bienes comunales con escasos, “casa de concejo, pajar de viejo”.

Los concejos procuran el bien común con las facenderas o trabajos comunitarios. “Faceira de concello, para todo Penoselo”. Diversas actividades que consistían en la reparación de canales, caminos, retirada de nieve, etc.

O Bierzo, xuño de 2017.

http://sites.google.com/site/obierzoxa http://www.facebook.com/xabierlagomestre www.twitter.com/obierzoxa http://www.blogoteca.com/obierzoxa http://obierzoceibe.wordpress.com http://www.ciberirmandade.org/falaceive www.ponferrada.org www.partidodelbierzo.es

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home