sábado, mayo 27, 2017

LAS PEDANÍAS MEDIOAMBIENTALES DE LA REGIÓN DE EL BIERZO.


LAS PEDANÍAS MEDIOAMBIENTALES.
por Xabier Lago Mestre,
Colectivo cultural Fala Ceibe do Bierzo
falaceibe@yahoo.es 

Un año más asistimos a la plaga de los incendios forestales en la región berciana. Mucho se ha debatido sobre la sequía climatología, los malvados pirómanos, los intereses ganaderos, la escasez de recursos para combatir las llamas o la falta de medidas de prevención. La máxima responsabilidad política recae en la Junta de Castilla y León que ahora tiene las competencias medioambientales.

Por otra parte, los habitantes de las montañas de La Cabrera y El Bierzo denuncian los excesivos controles sobre el medio natural. Tampoco faltan las quejas en Sanabria por las últimas multas impuestas por realizar desbroces de caminos rurales o podas de arbolado sin permiso de la Junta de Castilla y León. 


Antiguamente las pedanías tenían mayor control sobre su espacio rural. Así el arreglo de caminos (corredoiras) se hacía mediante el sistema de faceira o trabajo en común de sus vecinos. Otro tanto acontecía con las traídas de agua para riegos de huertas y prados (lameiros). En los meses de estío había que construir o reparar los canales (canles) que bajaban desde las zonas más húmedas. Había un control pedáneo sobre el patrimonio hídrico que actualmente corresponde también a la Junta de Castilla y León.

Nuestras pedanías regulaban la explotación de los montes. Ante la escasez de recursos agrarios, las localidades recurrían a los chanos interfluviales. De manera comunal, por toda la vecindad, se realizaban searas o bouzas. Se trataba de la roza y quema controlada del monte. Este terrazgo temporal se dedicaba al cultivo de centeno y posteriormente se dejaba un largo tiempo en barbecho (poulas). 


CASA DE LA PEDANÍA DE COLUMBRIANOS.

Con la emigración rural de la segunda mitad del siglo XX los sistemas de searas y bouzas dejaron de utilizarse porque perdieron su carácter comunal. Sí se ha mantenido el peligroso sistema de quemas de matorral para conseguir pastos para el escaso ganado que pervive a pesar de las crisis de precios. 

En siglos pasados fue muy normal la presencia de variado ganado en los montes bercianos. Incluso las merinas castellanas tuvieron su presencia en las brañas ancaresas. El ganado mayor disfrutaba de los mejores pastos en los bajos lameiros. También existían piaras de cerdos o rebaños de cabras en los altos riscos. Los concejos rurales eran los encargados de organizar los rebaños mediante el sistema de veceira. 


MONTES COMUNALES DE PEÑALBA. 

Los bosques eran explotados por los concejos según consta en las ordenanzas concejiles. En los casos de los soutos, eran muy controlados (coutados) durante la recogida de las castañas. Los bosques altos (morteiras) no se libraban de la estricta vigilancia comunal, casos de la podas, entresacas y cortas de madera (carballeiras).

Queremos reivindicar un mayor protagonismo de las pedanías bercianas en el cuidado y explotación de nuestro medio natural. Porque no se entiende que la Junta de Castilla y León gestione sin contar actualmente para nada con las pedanías. Recordemos que las pedanías rurales siguen siendo las titulares de los montes vecinales. Pero la Junta autonómica sólo amenaza con más férreos controles (sanciones, cámaras de vigilancia, etc.

O Bierzo, maio de 2017.

http://sites.google.com/site/obierzoxa http://www.facebook.com/xabierlagomestre www.twitter.com/obierzoxa http://www.blogoteca.com/obierzoxa http://obierzoceibe.wordpress.com http://www.ciberirmandade.org/falaceive www.ponferrada.org www.partidodelbierzo.es

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home