miércoles, abril 22, 2015

EL CONSEJO COMARCAL ANTE LAS ELECCIONES LOCALES.


EL CONSEJO COMARCAL ANTE LAS ELECCIONES LOCALES DE 2015, 
Por Xabier Lago Mestre. 
falaceibe@yahoo.es

Las elecciones locales suelen centrar los debates políticos en los futuros ayuntamientos. Sin embargo, en la región de El Bierzo existen otros entes locales que no logran el protagonismo electoral debido. Nos referimos a las 287 pedanías y al Consejo Comarcal. Tanto los partidos como la mayoría de los medios de comunicación olvidan incluir, durante las sucesivas campañas electorales, en los debates a nuestras pedanías y al Consejo Comarcal.

Lo cierto es que la última reacción de las juntas vecinales, ante la amenaza legal de su supresión por el Gobierno central, ha favorecido una nueva dinámica pedánea que no puede ser ignorada en esta campaña electoral. Por otra parte, el gobierno popular del Consejo Comarcal, durante este último mandato, ha desarrollado una política escasamente reivindicativa. Sólo destaca de esta labor la reducción de la deuda y la creación del Banco de Tierras. Por falta de espacio, en este caso incidiremos en el Consejo Comarcal dejando para otra ocasión el debate pedáneo.



LA REFORMA DE LA LEY COMARCAL.

Los partidos están obligados a hacer sus propuestas políticas sobre el Consejo Comarcal de El Bierzo ante sus votantes. Y en este sentido hay que demandar una nueva reforma legal. La última tuvo lugar en el año 2010 y fue hecha por las Cortes de Castilla y León sin tener en cuenta los intereses bercianos. Nadie puede entender que aquella modificación legal no reconociese la simbología propia, hace tiempo consolidada y asumida por todos y todas, es decir, ni una referencia a nuestras bandera, escudo, día de El Bierzo o capital. Los políticos de Valladolid también hicieron todo lo posible por restringir nuestras aspiraciones en materia territorial y lingüística. En este último caso, se reconoce la lengua gallega en un texto copiado del propio Estatuto de Autonomía de Castilla y León, para no admitir nuevos derechos a los gallegohablantes de El Bierzo.

Pero es que en materia de competencias del Consejo Comarcal nada nos ha delegado la Junta de Castilla y León. En materia económica, sigue pendiente y con retraso la firma del convenio cuatrienal de financiación entre Junta y Consejo, en parte por la falta de reivindicación berciana. Recientemente se ha reformado la Ley de la Val de Arán. Creemos que este texto legal debe ser el camino a seguir por Consejo Comarcal y no tanto la planificación comarcal de Aragón. Así, en el nuevo texto estatutario de Arán hay variadas garantías de financiación. Se crea un Fondo específico para la financiación del Consejo General de Arán, "el fondo debe fijarse de acuerdo con el coste efectivo que comporta para el Consejo General de Arán el ejercicio de sus competencias" y los euros "deben ser transferidos por trimestres avanzados”. Desde luego este es el modelo que queremos para el Consejo Berciano.


La reforma legal de 2010 modificó tanto el sistema electoral como ciertos órganos del Consejo Comarcal. Pero lo que los bercianos demandamos es una mayor participación social, en asambleas abiertas, comisiones y pleno. Falta un reglamento específico que garantice esos derechos ciudadanos frente a las excesivas institucionalización y politización actual.

DELEGACIÓN DE COMPETENCIAS DE LA DIPUTACIÓN.

Por lo que toca a la Diputación leonesa, poco ha cedido al Consejo Comarcal, salvo lo derivado del convenio de colaboración sobre el Banco de Tierras. Pero la nueva Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local (2013) abre nuevas vías de delegación de competencias en El Bierzo. Defendemos que cuando en esta Ley se habla de “Diputaciones Provinciales, Cabildos, Consejos insulares o entidades equivalentes (…)”, en estas últimas, en un sentido amplio, se puede incluir a las comarcas. También se habla de la “coordinación de servicios mínimos en los municipios con población inferior a  20.000 habitantes” (art 26) por Diputaciones o entidad equivalente. Otro tanto acontece con las competencias propias de las Diputaciones (art. 36) que pueden ser delegadas en el Consejo Comarcal, como ya acontece con el SAM (Servicio de Asistencia a Municipios). Lo que hace falta es voluntad política descentralizadora por la Dipu
tación leonesa.

 SUPRESIÓN DE MANCOMUNIDADES.

De nuevo hay que recuperar el viejo debate político sobre la supresión de mancomunidades en favor del Consejo Comarcal. Los ciudadanos no entendemos que existan pequeñas mancomunidades (Cúa, Abastecimiento Agua del Bierzo, Municipios del Sil, Ribera del Boeza, Valle del Burbia, Bierzo Alto, Tratamiento de Aguas Residuales del Bierzo Bajo o Bierzo Central), cuyos servicios públicos podrían ser asumidos por el Consejo Comarcal. La recogida de basuras, el abastecimiento de agua, el tratamiento de residuos, el servicio de extinción de incendios, conservación de infraestructuras rurales, fomento del turismo rural, etc. de estas mancomunidades bien pueden ser desempeñadas por el Consejo Comarcal con mayor eficacia y eficiencia. Pero en esta operación de reestructuración interadministrativa la Junta de Castilla y León y la Diputación leonesa deben dar las facilidades jurídicas, técnicas y económicas.



OTRAS INTERVENCIONES DEL CONSEJO COMARCAL. 

En materia turística, el Consejo Comarcal está desaprovechando la colaboración con las instituciones de Galicia (Xunta, Deputaciois, concellos…) en materia de promoción de espacios naturales comunes, casos de Serras Enciña da Lastra, Courel y Os Ancares. Se debería trabajar en común en promoción turística (folletos, rutas, señalización, ferias…).

Otra competencia donde se puede trabajar es el deportivo. El Consejo Comarcal debe comandar la promoción deportiva de forma global para todas las categorías. Nos referimos a crear una página web para todos los deportes locales, fijar ligas bercianas, promoción deportes autóctonos (billarda, bolos…), marchas turístico-deportivas, etc. Se trata de reafirmar el deporte berciano para evitar complejos frente a otras provincias y movilizar más a los aficionados bercianos.

Sería interesante valorar la posibilidad de crear una nueva marca de calidad para los productos elaborados en El Bierzo emitida por el Consejo Comarcal. Nuestra tierra está consiguiendo un prestigio que puede ser aprovechado para conseguir mayor número de ventas de nuestros productos (agrícolas, ganaderos, turísticos, industriales, cultura…). De esta forma todos en común podemos potenciar más y mejor nuestra región de El Bierzo en el exterior.  


  
MAYOR APOYO A LAS JUNTAS VECINALES.

Rematamos como comenzamos, haciendo mención a las juntas vecinales de El Bierzo. Estas administraciones locales merecen todo el apoyo del Consejo Comarcal. Necesitan de mayor asistencia jurídica, técnica y económica, ahora más que nunca, ante las nuevas demandas del Gobierno central (presentación de cuentas, facturas electrónicas...). Nuestros pueblos son herederos de nuestra tradición democrática e institucional y sufren hoy la amenaza de la despoblación. Por eso precisan más apoyo, tanto social como administrativo. Así pues, mostremos en la próxima campaña electoral mayor interés y solidaridad pedánea.

O Bierzo, abril de 2015.

http://sites.google.com/site/obierzoxa http://www.facebook.com/xabierlagomestre www.twitter.com/obierzoxa http://www.blogoteca.com/obierzoxa http://obierzoceibe.wordpress.com http://www.ciberirmandade.org/falaceive www.ponferrada.org www.partidodelbierzo.es

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home