martes, noviembre 21, 2017

EL PROVINCIALISMO DEL SIGLO XVII


PROVINCIALISMO DEL SIGLO XVII.
por Javier Lago Mestre.
Colectivo cultural Fala Ceibe do Bierzo.
falaceibe@yahoo.es

En el siglo XVII hubo un claro avance del provincialismo en la Corona de Castilla. El poder de las Cortes estaba controlado por las ciudades con derecho a voto que eran las encargadas de hacer los repartos fiscales en sus reinos y provincias. Además, las continuas necesidades militares del imperio español forzaron la provincialización peninsular, caso de los tercios provinciales, las escuadras o la defensa de las fronteras. 

Las ciudades con el privilegio de voto en Cortes representaban a sus territorios, reinos y provincias, ejerciendo un control absoluto en la tributación fiscal y el reclutamiento de soldados. Estas relaciones jerarquizadas y centralistas provocaron la resistencia de los territorios dependientes. Fueron los casos de Logroño respecto a Burgos o Palencia contra Toro. Galicia y Extremadura consiguieron el derecho de voto en Cortes, previo pago a la Corona.


LA PROVINCIA DE EL BIERZO EN CORTES.

La Corona de Castilla precisaba continuos ingresos fiscales. Las ciudades con voto en Cortes eran las encargadas de realizar los repartimientos fiscales y la recaudación en sus territorios. Todo este complejo proceso fiscal ocasionó numerosas protestas de las provincias y partidos dependientes. En el reino leonés, el principado de Asturias intentó la consecución del voto en Cortes (1599 y 1635) para liberarse de los mandatos económicos de la capital de León. 

Otro tanto aconteció con El Bierzo que estaba integrado en el reino de León con Asturias. Sabemos que la villa de Ponferrada protestó en varias ocasiones contra los abusos fiscales de la capital de León. Así aconteció en 1653, cuando Ponferrada se rebeló contra los 3.000 ducados exigidos para la guerra de Cataluña. Posteriormente, en 1659, ante la demanda leonesa de 5.051 reales de un servicio real, los bercianos se quejaron de nuevo (P. Tejada Fernández, 1994).    

  
El reforzamiento del provincialismo, comandado por las ciudades con voto en Cortes, provocó la supresión de ciertas pequeñas provincias. José Cebreiro Núñez nos informa que en siglo XVII Ponferrada perdió su condición de provincia fiscal, al igual que Ciudad Real o Alcaraz (Los orígenes de la división provincial… 2012). 

El Bierzo aparece como una de las tres grandes unidades territoriales del reino de León, a saber, principado de Asturias, partidos de Ponferrada y León. Sigue apareciendo en la documentación la provincia berciana aunque a nivel fiscal se la denomina como partido. Esta peculiar provincia mantiene su continuidad temporal, delimitación territorial y reconocimiento protoinstitucional.


MAPA DE EL BIERZO DE 1684

A los abusos fiscales de la ciudad de León hay que añadir los militares que favorecieron la resistencia colectiva bercianista. Así, una nueva demanda de soldados por León obligó al conde de Benavente a dictar una resolución, en 1641, para que “la villa de Ponferrada y a las demás de la provincia del Bierzo no consientan que se saque de ella soldado ninguno ni contribuya con maravedís”. 

Otra manifestación del centralismo fue la agregación del adelantamiento leonés al corregimiento de León en 1638. El corregimiento de Ponferrada ya se mantenía exento de esta jurisdicción leonesa y, con la agregación, la sede itinerante del adelantamiento en Villafranca dejó de ser tal.

O BIERZO, NOVEMBRO DE 2017.
www.obierzoceibe.blogspot.com 

http://sites.google.com/site/obierzoxa http://www.facebook.com/xabierlagomestre www.twitter.com/obierzoxa http://www.blogoteca.com/obierzoxa http://obierzoceibe.wordpress.com http://www.ciberirmandade.org/falaceive www.ponferrada.org www.partidodelbierzo.es

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home