martes, julio 06, 2010

PROPUESTA DE REFORMA MUNICIPAL DE LA REGIÓN DE EL BIERZO (2ª PARTE)

Escudo del municipio de
Palacios del Sil, integrado
en el Consejo General de El Bierzo.

PROPUESTA DE REFORMA MUNICIPAL DE LA REGIÓN DE EL BIERZO (2ª PARTE),

por Xabier Lago Mestre, del colectivo Fala Ceibe do Bierzo.



Por lo que se refiere a la necesaria reforma del mapa municipal de la región de El Bierzo comentamos que caben dos propuestas en una, la que podemos llamar moderada y otra más avanzada. La primera se basa en la unión de municipios rurales limítrofes por afinidades geográficas, sociales e históricas. En la segunda opción prima la dependencia funcional de centros urbanos subcomarcales ya consolidados, creando municipios de mayor territorio y población que en el primer caso. Los datos de población de los municipios actuales que manejamos son los correspondientes al Padrón municipal a 1 de enero del año 2009. Bien sabemos todos que las cifras de población son relativas pues siempre hay censados que viven fuera e inmigrantes no empadronados. Además pensamos que resulta de interés social no dar el nombre de municipios existentes a las nuevas unidades territoriales para evitar conflictividad interna adicional, de esta forma recurrimos a denominaciones geográficas e históricas.

RELACIÓN DE UNIDADES TERRITORIALES DE EL BIERZO.


Unidad territorial Aguiar-Selmo, formada por los actuales municipios de Sobrado, Oencia y Corullón con 1939 habitantes. Si unimos también Toral de los Vados tendremos en total 3135 habitantes.


La unidad territorial de Valcarce está integrada por los municipios de Valboa, A Veiga de Valcarce, Barxas y Trabadelo, con una población de 1841 habitantes. Con la unión de Villafranca el total se elevaría a los 5322 habitantes.


La unidad territorial de Ancares la forman Peranzanes, Candín, Vega de Espinareda, con 3113 habitantes, pero si añadimos Fabero y Berlanga, el total se eleva a 8825 habitantes.


La unidad territorial de Ribas del Sil la integran los municipios de Palacios y Páramo del Sil, con 2752 habitantes. La vinculación histórica y económica de estos municipios con su centro comarcal de Villablino es una realidad, por eso la posible unidad territorial de Laciana la compondrían 13416 habitantes.


La unidad territorial de La Cabrera Baja estaría formada por Puente Domingo Flórez y Benuza, con 1384 habitantes. Resulta un error no pretender la unión de los cuatro municipios actuales de La Cabrera, con Castrillo y Encinedo, para lograr así los 2343 habitantes.


La unidad territorial de Cornatel-Cornatelo la integran Borrenes, Carucedo y Priaranza, de 1934 habitantes. A pesar de la unión propuesta este territorio seguiría muy aislado por población y geografía. La utópica unión con el vecino municipio de Carracedelo (3712 hab.) exigiría una fuerte inversión pública para facilitar las infraestructuras comunes.


La unidad territorial de Castropodame y Congosto tendría 3564 habitantes. Muy problemática sería la unión con Molinaseca, de 794 hab., por los problemas geográficos y de comunicaciones, y su mayor vinculación con Ponferrada.


La unidad territorial Boeza la integran Igueña, Noceda y Folgoso, con 3338 habitantes. Cuestionable sería la unión con el municipio de Torre, de 2583 hab., por formar parte de otro valle, con claros condicionantes geográficos y de comunicaciones. Además está la posibilidad de unión con Bembibre, con sus 10071 habitantes.


Unidad territorial de Arganza, Sancedo y Cabañas Raras, con 1814 habitantes. Se debería valorar su unión a los municipios vecinos de Cacabelos, de 5534 habitantes o Camponaraya, de 4246 habitantes.


Los municipios vecinos de Cubillos del Sil y Toreno podrían formar una unidad territorial de 5465 habitantes.


Como hemos visto, hay que solventar grandes dificultades al hacer la propuesta de unión de municipios en la región berciana. En principio las uniones municipales son más necesarias en los pequeños ayuntamientos que en los grandes, casos de Cacabelos, Carracedelo, Camponaraya, Villafranca, Bembibre, Fabero, Toreno y Ponferrada. Pero es un error pensar que estos últimos podrán solventar la crisis institucional actual de manera individualizada. Hace falta visión política local conjunta y de futuro.


Ponferrada, con sus 68736 habitantes, es un caso aparte por las grandes diferencias demográficas y territoriales que ocasiona al resto. Las diversas políticas de su ayuntamiento, en materias de urbanismo, medio ambiente, comunicaciones, promoción industrial… pueden afectar, en un primer nivel a sus barrios, en un segundo nivel a su alfoz (Cubillos, Cabañas Raras, Camponaraya y Carracedelo), y en un tercer nivel a su área funcional de la región berciana, incluso a las comarcas vecinas (La Cabrera, Valdeorras, Laciana…). Así pues, convendría que la ciudad de Ponferrada tuviera más en cuenta los intereses generales de la región, en el seno del Consejo General de El Bierzo, a la hora de ejecutar sus políticas municipales futuras.


Para rematar insistimos en que las iniciativas para las uniones municipales deben partir de esta región. También hay que contar con suficiente financiación pública exterior (de la Junta de Castilla y León y el Gobierno central) para que resulten atractivas a los ayuntamientos afectados. Los programas europeos (Proder, Leader, Miner…), estatales y autonómicos de desarrollo local deberían estar orientados también a facilitar esas uniones municipales, mediante la ejecución de políticas territoriales adecuadas (infraestructuras, acceso a las tecnologías, medio ambiente, etc). En este sentido el Consejo General de El Bierzo debería contribuir a una mejor organización territorial fomentando los estudios, planes y proyectos de uniones municipales.

O Bierzo, julio de 2010.





Etiquetas: , , ,

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hay que conocer el territorio para hacer propuestas así.

Por ejemplo la mayor parte del territorio de Igüeña está en el valle del Tremor, el mismo que parte de Torre, y sin embargo Albares que pertenece a Torre está en el valle del Boeza.

En el Sil lo ideal sería unir Toreno con Páramo y Palacios con Laciana, Cubillos mira más hacia Ponferrada por lo que estaría mejor con Cabañas Raras y Sancedo.

Y Candín, Peranzanes, Berlanga, Vega y Fabero en un solo municipio.

Pero cuando se hacen plantas pensando en términos políticos gallegos y no adaptados al territorio pasa lo que pasa.

¿Se cree usted que Páramo, Palacios o Igüeña van a querer dejar de ser leoneses para irse a depender de Santiago?

No sueñen por favor. una cosa es ser tierra fronteriza y otra que queramos negar lo que somos por mucho que haya asociaciones como la suya, financiadas por el BNG y sin bercianos en ella, que quieran reescribir la historia y la organización del territorio.

4:32 a. m.  
Blogger cibersan said...

esta chevere tu blog... segui posteando.

ahi te dejo para que lo cheques:

www.tumentepoderosa.blogspot.com

fer

12:47 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home