miércoles, abril 25, 2012

CRÓNICA BERCIANA DESDE VILLALAR DE LOS COMUNEROS

                                           Monolito en honor de la rebelión de los Comuneros




CRONICA BERCIANA EN VILLALAR DE LOS COMUNEROS,
por Xabier Lago Mestre.

El autobús nos deja en un pueblo llamado Vega de Valdetronco, junto a la Autovía del Noroeste. Atravesamos las calles vacías de la población y nos desviamos para Marzales. Pocos automóviles se dirigen para las campas, suponemos por el madrugón y los presagios de mal tiempo. Llegamos al pueblo de Marzales, tampoco vemos a nadie. Cruzamos un pequeño puente con un riachuelo bien seco. Más adelante, divisamos a lo lejos Villalar de los Comuneros. Tras esta corta caminata de 4 kilómetros nos encontramos el cartel que nos indica el monumento a la derrota comunera. Esta estatua de hormigón bien merece nuestra primera foto con la bandera berciana que se lleva el fuerte viento. Recordamos que en el llamado puente de Fierro el ejército comunero que se dirigía para Toro, tras tomar Torrelobatón, fue alcanzado y derrotado por el ejército realista de Carlos V y de los grandes señores de Castilla.
                
A la entrada de Villalar, varios autos de la Guardia Civil que imponen con su presencia. Nos reciben unas gotas de lluvia que no empapan. Nos dirigimos, siguiendo la música de tamboril, a la plaza mayor y al monolito de los comuneros. Las ofrendes florales son sucesivas junto al monolito donde fueron decapitados los líderes comuneros. Se acerca la comitiva del PSOE con sus acólitos y más tarde los de Izquierda Unida que tuvieron problemas con la Guardia Civil según nos contaron. Tomamos el camino de las campas, mientras esquivamos a los abundantes viandantes, primeras son las casetas políticas. En el espacio de la Fundación Villalar hay colas para entrar porque se reparten pañuelos violetas de forma gratuita, nos acercamos por los nuestros como recuerdo de la jornada festiva. La Fundación Villalar, creada y dependiente de las Cortes de Castilla y León, siempre fomentando la identidad autonómica, y tan cuestionada por no respetar las identidades regionales alternativas, caso de la berciana. Otro caso de fundación uniformizadora es la de la Lengua de Castilla y León, con sede en Burgos, que para nada tiene en cuenta la presencia de otras lenguas en la Comunidad Autonómica, caso de la gallega de Freiría de As Portelas de la Alta Seabra o de O Bierzo.




                                        BANDERA BERCIANA EN SEÑAL DE VILLALAR


                Con una gran bandera castellana sobre fondo violeta se inicia la marcha de la izquierda castellana. Nos recuerdan, quizás por ser bercianos galegueiros, que en 1976 fue Manuel Fraga Iribarne, de aquella Ministro de Gobernación, quien mandó a la Guardia Civil a estas campas para prohibir la celebración de la fiesta de Villalar. Mientras por los altavoces escuchamos la entrevista que realizan en directo los periodistas de la Televisión privada de Castilla y León sobre la necesidad de recuperar los viejos deportes autóctonos, suponemos que de gran interés informativo en este momento. Caminamos por la campa principal, visitando las carpas de los partidos, mucha bebida y comida cara, 2 euros por un café a título de ejemplo. En la del PSOE nos indican a los bercianos que en el último congreso regional de abril se reconoció a la Comarca de El Bierzo como histórica, suponemos que para reforzar su contenido competencial y existencia actual frente a otras que se puedan crear o ante cualquier amenaza de supresión en tiempos de crisis económica.

                Nos dirigimos a las casetas comerciales donde se vende de todo, paraguas, cañas de pescar, bolsos, por supuesto ropa… Muchos extranjeros tienen que atar bien sus tenderetes ante el fuerte viento meseteño que parece querer llevarse todo por delante. En nuestro caminar, muchas banderas republicanas por lo alto este año, en rechazo generalizado a nuestro cazador rey de España. Más y más casetas, ¡vaya, vaya! Una de ellas vende noces-nueces bercianas, según el letrero, 1 kg a 2.50 euros. Hay que reponer fuerzas, entre tanta comida nos decidimos por la correspondiente empanada de bonito, pero los golosos tienen mucha variedad de dulces claramente de origen castellano. Mientras nos llegan los olores de los pollos asándose o de la gran paellada en cocción. A lo lejos suenan las gaitas, esas son las nuestras, seguro. Así es, se trata del grupo Castro Bergidum que afinan sus instrumentos ante los embates ventosos, por otro lado, las gaitas de los de Seabra que también andan por allí.




                                                   Plaza Mayor de la villa de Tordesillas.


POR LA TARDE PARA TORDESILLAS.

Ante el mal tiempo, finalmente nos decidimos por marchar para Tordesillas. Mientras salimos del pueblo, muchos autos esperan su turno, en fila india, para entrar y poder aparcar. Disfrutamos del campo castellano, sucesivos pagos arados o reverdecidos por el cereal. Llegamos a un pinar, donde se oculta un coche de la Guardia Civil que pretende cazar a algún despistado o avispado conductor. Campo y más campo, sin casas sin labradores sin… Por la radio escuchamos que hay 7000 visitantes en Villalar, según Punto Radio, mientras que otras hablan de 15000, siempre la guerra de las cifras. Por fin, la villa de Tordesillas, rodeada de autovías que nos impiden la entrada. Decidimos finalmente por saltar la mediana por donde no debemos. Llevamos otros 12 km de caminata desde Villalar y no estamos para rodeos innecesarios. Muchos balcones del casco antiguo presentan banderas de Castilla y León. Aquí los comuneros tuvieron también fuerte presencia y tradición. Entramos en su plaza mayor, con traza típica castellana, porticada. Seguimos para las vistas del Duero, junto a las Casas del Tratado, donde se firmaron los acuerdos de reparto territorial entre Castilla y Portugal. Abajo, la estatua del Toro de la Vega. Recordamos las imágenes periodísticas de la caza de este toro, a lanzadas, durante sus fiestas patronales. Desde luego que nada que envidiar y recomendar.

                Nos perdemos por las calles de la villa, muchas casas blasonadas, conventos, iglesias, y más edificaciones en ruinas y venta. Tras tanto caminar las piernas se resienten, entramos en un bar de la plaza mayor. Un cafetito mientras leemos el Norte de Castilla. A la vez escuchamos las tertulias de los nativos. Alguien comenta que no gusta ver tantas banderas republicanas en las campas de Villalar, otro dice que es lamentable que haya castellanos y castellanas que jamás han estado ni saben dónde está la villa de los comuneros. Entre ellos dicen que no les gusta como celebran en Euskadi sus fiestas por ese carácter tan político lo que sólo debe ser festivo. En fin, comentarios de todo tipo en los corrillos populares.

                Pasa el tiempo, se acerca la hora de dirigirse a la estación para tomar de nuevo el autobús. En facebook, otros bercianos denuncian que nada aporta la fiesta de Villalar de los Comuneros a nuestra región. Creemos que la lucha histórica por las libertades de los comuneros debe ser un orgullo para todos y todas, sean castellanos, leoneses o bercianos. Es más esos valores de rebeldía contra la imposición real y señorial seguro que fueron compartidos por muchos bercianos de la época. Por eso el regionalismo berciano debería apreciar la fiesta de Villar de otra forma más positiva sin prejuicios previos. Por último, decir que el regionalismo político berciano, un 23 de abril de 1979, nació oficialmente como partido, una pena que tal fecha sólo se reduzca a dos protocolarios comunicados de prensa de sus dirigentes.

O Bierzo, 24 de abril de 2012.

http://sites.google.com/site/obierzoxa
http://www.facebook.com/xabierlagomestre
 www.twitter.com/obierzoxa
http://www.blogoteca.com/obierzoxa
 http://obierzoceibe.wordpress.com
 http://www.ciberirmandade.org/falaceive
 www.ponferrada.org
www.partidodelbierzo.es

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home